[Reseña] Girugamesh: mezcla vibrante de rock y metal

[+/-]


Texto: Tania Hernández  / Fotos: Mario Ramírez.

Las bandas japonesas siguen arrasando en México; en ésta ocasión fue el turno de Girugamesh, banda con más de 10 años de trayectoria conformada por Satoshi (voz), Shuu (bajo), Ryo (baterista) y Nii (guitarra).

Después de una larga espera para los fans mexicanos, éste pasado 25 de Septiembre el Lunario del Auditorio Nacional vibró con la energía imparable y el headbanging del cuarteto del Chiba que, a pesar de no haber logrado el Sold Out, salió al escenario a entregarse por completo.

Con su electrizante sonido y vivaz presencia, Girugamesh comenzó la noche con Break Down de su albúm Live Best, seguida de Drain del albúm Monster. Satoshi y el resto de sus compañeros robaron el aliento a muchas de sus fanáticas – no cabe duda que las fans mexicanas son las más eufóricas – las cuales disfrutaron de un setlist con una equilibrada mezcla de la discografía del grupo.


Por dos horas, los integrantes de Girugamesh no dejaron de mostrar una energética actitud; he de decir que es la primera vez que veo que un grupo no deje de tocar sin un largo descanso.

Ya instalados en el encore, la banda dejó dejó por un momento el escenario, y al volver, Shuu recibió una bandera de México de manos de fans y la alzó con una gran sonrisa. El riff de guitarra de Nii dio paso a Zecchou Bang!!, para tocar las últimas canciones de la velada; Satoshi, volvía a pedir a los asistentes que movieran sus manos y saltaran. Después de un par de temas más, Ryo abrió la última canción de la noche y, entre el juego de luces del escenario, comenzó a sonar la combinación de percusiones que antecede a Kowaretaiku Sekai.

 Tan increíble concierto no podía terminar sin la foto del recuerdo, el reparto de playeras y unas cuantas baquetas de Ryo para los asistentes – esperamos que nadie haya resultado lesionado por querer obtener tan codiciados obsequios – pero, sin lugar a dudas, la gran sorpresa de la noche fue la pelota oculta que venía en una de las playeras, la cual hizo de su feliz poseedor el afortunado ganador de la lona oficial que la banda utilizó en el escenario.

Fue una noche memorable, llena de energía y sorpresas para los asistentes, Ryo se despidió con un “See you next time” y la promesa de volver pronto. Una vez más, Love Japan Entertainment y El Lunario organizaron de manera impecable éste evento. Esperamos que para Satoshi, Shuu, Nii y Ryo, su estancia en México – especialmente su presentación – haya sido tan inolvidable como para sus fans.