Con un despliegue extraordinario de energía, los miembros del ensamble Yamato los tambores de Japón están listos para hacer vibrar a su audiencia a partir del 21 de febrero en el Teatro Metropólitan. En conferencia de prensa ofrecida el pasado 11 de febrero, algunos de sus miembros compartieron con los medios de información la temática de su nueva gira, la disciplina que siguen para ejecutar su acto y el mensaje que esperan transmitir a la audiencia por medio de su música.

Formada en 1993 en la Prefectura de Nara por Masa Ogawa, la agrupación que comenzó con sólo cuatro integrantes cuenta hoy con 17 percusionistas entre sus filas y millones de kilómetros recorridos por el mundo entero. Las presentaciones que llevarán a cabo en México marcan su cuarta visita a nuestro país y el inicio de su gira mundial Matsuri, que durante las primeras 5 semanas, les harán recorrer varios estados de la República.

Gen Hidaka, flanqueado por Marika, Takahiro y Saori, fue el portavoz de sus compañeros.

En japonés, la palabra Matsuri significa Festival. Cada año se celebran numerosos festivales en Japón, buena parte con la finalidad de mostrar agradecimiento a las múltiples deidades que componen el panteón del Shinto. El instrumento que tocan, el Taiko o tambor japonés, es un objeto común en estas festividades. El instrumento en sí tiene un profundo significado en la cultura japonesa, uno asociado al palpitar de la nación misma.

En palabras de uno de sus integrantes, Gen Hidaka: “Aunque utilizamos instrumentos típicos japoneses, nuestro propósito no es sólo mostrar agradecimiento a los dioses, independientemente de la religión que cada quien tenga. También deseamos crear un ambiente ameno y divertido, lograr una conexión entre nosotros y el publico, por eso Matsuri se traduce también como Fiesta”.
Takahiro, Hisato y Gen, jugando con el sonido.

Y es precisamente un ambiente festivo el que reina durante su actuación. Previo a la conferencia, 7 de los 10 miembros que tocarán en México le dieron una pequeña muestra de su espectáculo a la prensa. Primero, hombres y mujeres dieron una exhibición de sincronía, destreza y fuerza, golpeando a una velocidad inverosímil ambos extremos de sus Okedo-daikos, creando una estruendosa sinfonía que dejó sorprendidos a los ahí presentes. Posteriormente en un número más sencillo, tres hombres, empleando sólo mímica y un par de Chappa (diminutos platillos de metal en ambas manos) jugaron a “atrapar” el sonido, literalmente lanzándolo entre ellos y consiguiendo dibujar una sonrisa entre los reporteros.

El cómo logran tal grado de sincronización nos fue explicado. “Todas las mañanas, después de levantarnos, corremos 10 km” comenta Hidaka. “Después nos preparamos y comemos nuestro desayuno. Todos juntos. Después hacemos ejercicio: abdominales, lagartijas, levantamiento de pesas […] para nosotros es muy importante realizar todas nuestras actividades juntos”. La cooperación en cada aspecto de sus vidas diarias es fundamental y la rigurosa rutina de entrenamiento se evidencía en sus marcadas anatomías y sin duda les ayuda a sobrevivir las largas giras. La de este año contempla cerca de 180 presentaciones alrededor del mundo. “Existe una enorme cantidad de energía que quieren compartir” señaló su manager, el Sr. Uriel Loft.

La joven Saori Higashi en plena ejecución.

El nombre de la agrupación hace referencia al antiguo nombre de Nara, lugar de origen de la agrupación y considerado cuna de la cultura japonesa. Aunado a la creatividad de Masa Ogawa y el resto de sus integrantes, la música de Yamato es una combinación de antiguas tradiciones con elementos modernos que busca redefinir y acercar a la audiencia a una parte de la cultura japonesa.

Agradecidos y felices de estar nuevamente en México, Hidaka recuerda su actuación en Monterrey durante el Foro Universal de las Culturas en 2007: “Nos sorprendió ver lo mucho que la gente disfrutó de nuestra actuación y esperamos que la gente de la Ciudad de México venga a vernos y lo disfrute también”. Ellos mismos esperan aprender y disfrutar algo de nuestra cultura durante su larga estadía y se declaran fanáticos de la gastronomía mexicana.

Yamato está listo para hacer vibrar a la audiencia.

Hoy en día existen incontables ensambles similares a Yamato, pero pocos gozan del mismo dinamismo y reconocimiento. Ya sea para observar su increíble destreza, vibrar con el potente sonido del Taiko, lograr alguna conexión espiritual o simplemente pasar un buen rato y cargarse de energía positiva, el espectáculo de Yamato es una experiencia que pocos deben perderse.

Yamato Los Tambores de Japón se presentan en la Ciudad de México los días 21, 22, 23, 25, 26, 27, 28 de febrero y 6 y 7 de marzo en el Teatro Metropólitan. Boletos en taquilla o con el "Amo del boleto". ($400 - $700)

Sitio oficial de Yamato.

La del recuerdo.
Agradecemos al personal de Código DF y OCESA por haber hecho posible nuestra presencia.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios le dan vida a Kinoko Power y nos motiva a seguir. Si te gustó el contenido, o bien, no ha sido de tu agrado, esperamos leer lo que opinas.
mail@kinokopower.com