Texto y fotos: @mario_mxjp 

"Let's go back to the sixties!" Con esta frase, Ryo Nakata ponía a la audiencia lista para escuchar otra excelsa reinterpretación de algún clásico de James Brown, Isaac Hayes, Marvin Gaye o cualquiera de las bandas y artistas que han influenciado al ensamble nipón durante más de veinte años hasta convertir a Osaka Monaurail (オーサカ=モノレール) en uno de los principales referentes del funk mundial.

Son pasadas las 19:30 hrs. en el recinto de Juan Escutia y Nuevo León y, aunque la pista del inmueble luce poco concurrida, los afortunados que nos hemos dado cita aquí esperamos ansiosos por recibir la dosis que el octeto originario de Osaka ahora radicado en Tokio está a punto de recetarnos.

De traje, corbata y sombrero, luciendo impecables, las cuerdas, batería y vientos de Osaka Monaurail
ocuparon sus lugares y arrancaron la velada con una serie de temas instrumentales a modo de aperitivo antes de que Ryo Nakata volara el techo de El Plaza con su característica energía. ¿La ejecución? Exacta, pulcra... afilada como navaja.

Nakata el incansable, Nakata el bailarin, Nakata el siempre sonriente puso de inmediato a bailar a la audiencia en cuanto hizo su aparición y comenzaran a sonar las primeras notas de (She's a) Riptide: "Esta noche no habrá música japonesa" bromeó con el público, para luego rendir tributo muy a su jocosa manera a la figura de Ray Charles. A pesar de contar con ocho álbumes de estudio, todos ellos producidos magistralmente, Osaka Monaurail es una de esas agrupaciones a las que se está obligado apreciar en vivo.

Entre tema y tema, algunos originales, otros sublimes interpretaciones de clásicos como People make the world go round, el cual provocó suspiros y derritió el corazón de más de una fémina, los ocho músicos japoneses  sobre el escenario se sumergían de lleno en la improvisación. Sin nunca dejar de marcar el infeccioso beat, Taihei Awaji y Kentaro Yamagata hacían girar sus trompetas cual pistoleros del viejo oeste, mientras Shimon Mukai tomaba el centro del escenario para el ocasional solo de sax. Dan Hayami hacía lo propio con su guitarra, poniendo al publico a punto, mientras Yuichi Ikeda (guitarra), Dai Nakamura (bajo) y Soki Kimura (batería) llevaban el ritmo impasibles. Y por supuesto, estaba Ryo Nakata, quien atraía la mirada de todos, sin dejar nunca de interactuar con la audiencia, bromear con sus camaradas y derrochar energía a cubetadas.

Luego de 80 minutos (con todo y encore) que transcurrieron como agua, Osaka Monaurail se despidió del escenario, más no del público, pues cuál fue nuestra sorpresa al encontrarnos nuevamente a todos sus integrantes en la salida de El Plaza, firmando autógrafos y tomándose fotos con los asistentes. "¡Vuelvan a México, por favor!" fue quizás la frase que más escucharon esa noche. "Nos encantaría volver", fue la respuesta que recibí en mi caso. Espero sinceramente que así sea. El carro del funk ha partido para continuar su gira por Europa con esa promesa en mente. Mientras tanto, "can you do the funky pollo?"

Setlist:
- Hot Pants Road - The JB's (1971)
- Get Ready - The Temptations (1966)
- Signed, Sealed, Delivered, I'm Yours - Stevie Wonder (1970)
- The Horse - Jesse James (1968)
- (She lights my fire, the baby sure is) Down and Out Pt 1-2 - Osaka Monaurail (2001)
- (She's a)  Riptide - Osaka Monaurail (2014)
- Give it up or Turnit a loose - James Brown (1969)
- Hot Rod
- People make the world go round - The Stylistics (1971)
- Amen brother - The Whinstons (1969)
- Mather Popcorn - James Brown (1969)
- Do the funky chicken - Rufus Thomas (1969)
-- Encore -- 
- Theme from Shaft - Isaac Hayes (1971)
- Double up now - Osaka Monaurail (2004)


Agradecemos, como siempre, a El Plaza Condesa por habernos acreditado para éste evento.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios le dan vida a Kinoko Power y nos motiva a seguir. Si te gustó el contenido, o bien, no ha sido de tu agrado, esperamos leer lo que opinas.
mail@kinokopower.com